La mezcla de gas y líquido alimentada se libera del componente gaseoso en la tubería central, que cuenta con ranuras en la parte inferior y con perforaciones en la parte superior. El tubo exterior cuenta con tubos pequeños de descarga de líquido en su parte inferior, mientras que el gas se expulsa hacia arriba a través de los orificios laterales.