El plato de campana convencional ha resultado efectivo en aplicaciones con las siguientes condiciones:

  • Rango de carga muy amplio
  • Cargas de líquido muy reducidas
  • Cargas de gas muy bajas
  • Retención de líquido continuo
  • Índices de fuga reducidos